martes, 23 de octubre de 2007

Pautas de conducta sexual


Todos sabemos que en la pubertad también se produce un aumento, inducido hormonalmente, de la pulsión y las fantasías sexuales. La integración de esta emergente sexualidad con otros aspectos de la identidad personal y de las relaciones interpersonales, es otro de los cambios extremos a los que debe adaptarse el adolescente y quizás, en muchos casos sin una buena orientación por parte de los padres o colegios.

Por lo tanto, durante la adolescencia se produce un aumento significativo de los intereses y las conductas sexuales; la actividad sexual en general, y la masturbación en particular, es mayor entre los chicos que entre las chicas, aunque la magnitud de las diferencias ha disminuido en los últimos años, así como también la culpa y la vergüenza por realizarla.

En la actualidad también se asiste a un incremento de las relaciones sexuales entre adolescentes, en especial del tipo de caricia íntima ("petting") sin llegar al coito, pero esto no quiere decir que el coito se haya dejado de lado, por el contrario hay un aumento de las relaciones sexuales completas. Muchas de estas relaciones sexuales se dan entre carrete, drogas y alcohol y no hay un interés mutuo por conocerse sino satisfacer la necesidad sexual lo antes posible y ojala sin responder tantas preguntas.

Aun así, el comportamiento sexual entre los adolescentes no parece responder sólo, igual que ocurre en los adultos, a motivaciones estrictamente sexuales, sino también a pautas y motivos sociales, búsqueda de independencia, autoafirmación, rebeldía, etc.

Por eso es importante que tengamos claros los distintos tipos de conductas sexuales y en que consisten. Algunos de ellos son:

  • La masturbación

Se ha detectado una marcada diferencia en cuanto a la incidencia de la masturbación en los varones y en las mujeres. No obstante, la tendencia actual indica un aumento de la masturbación en las muchachas adolescentes, ya que ahora se educa a las niñas de forma más abierta con el fin, de que para ellas, la masturbación no sea un pecado ni les causa culpa. Es por eso, que es necesario que se informe a los adolescentes de la importancia que tiene la masturbación: nos ayuda a conocer nuestro cuerpo

La masturbación cumple en los adolescentes varias funciones de importancia, como son el alivio de la tensión sexual, el constituir una forma inocua de experimentación sexual, la mejora de la autoconfianza en el desempeño sexual, el dominio de los impulsos sexuales, la mitigación de la soledad y una válvula de escape de la tensión y el estrés generales.

  • Las caricias (petting)

Se define como el contacto físico entre varones y mujeres con miras a lograr la excitación erótica sin realizar el coito. Hoy en día esta es la conducta sexual más recurrente en la pareja, prefieren la estimulación genital al coito, incluso se puede llegar a tal punto que se producen orgasmos y ya no es necesario el coito. Es un buen método para prevenir enfermedades infectocontagiosas, así como también, para promover la abstinencia sexual y prevenir embarazos no deseados.

El petting debe contemplarse a la luz de los cambios de actitud que hoy se observan en la conducta sexual del adolescente. Además de practicar buen número de actividades sexuales a edad más temprana que otras generaciones, muchos de los adolescentes de nuestros días han prescindido de la costumbre de "salir" o darse cita con compañeros o compañeras y de "entablar un noviazgo" formal, y se atienen a pautas de interacción social menos estructuradas.

  • El coito

La primera experiencia coital puede constituir un episodio de dicha, goce, intimidad y satisfacción o, por el contrario, originar inquietud, desengaño y culpa.

Es un error deducir que los chicos y chicas que tienen su primera relación coital a edad más temprana son por ello mismo promiscuos, ya que muchos adolescentes jóvenes se limitan a realizar la experiencia con una misma compañera en cada ocasión.

También debe tenerse en cuenta que no pocos adolescentes que ya no son vírgenes realizan el acto sexual con escasa frecuencia.

Perder la virginidad tempranamente tiene mas desventajas que ventajas, por ejemplo:

En los últimos años se ha puesto de manifiesto que entre los adolescentes con experiencia sexual está emergiendo un contingente que se muestra desengañado, insatisfecho o turbado en lo que atañe a su vida sexual. En ocasiones se trata de muchachos o muchachas que esperaban tanto de esa primera experiencia que luego se sienten poco menos que frustrados o estafados si la situación no resulta del todo bien.

Otros padecen trastornos sexuales que les han impedido gozar del contacto íntimo.

Un tercer punto está constituido por adolescentes que en un principio gozan con la experiencia sexual, pero que pierden interés por ella cuando se dan cuenta de que la relación con el compañero o compañera tiene tan sólo una motivación sexual, o cuando se rompe el vínculo y una parte se siente utilizada o manipulada.

Y también tenemos el problema que los adolescentes se inquietan ante la idea de ser homosexual, a la cual reacciona de muy diversas formas. Muchos de ellos evitan toda relación con individuos del mismo sexo a la vez que tratan de reforzar su identidad heterosexual saliendo con chicas y entregándose a contactos amorosos heterosexuales.

Otros optan por evitar todo tipo de situaciones sexuales. Además, están los que se tienen por bisexuales, los que estiman que la excitación homosexual es una etapa transitoria que dejarán atrás, y, en fin, los adolescentes que recaban la ayuda de un profesional para salir de apuros.

Algunos adolescentes "sienten" de manera intuitiva que son homosexuales, o bien superan el desconcierto inicial acerca de su identidad sexual y asumen de forma positiva la homosexualidad.

Es por esta razón que insistimos en proporcionar al joven una buena orientación y educación sexual, ya que muchas de las cosas que colocan en apuros a los adolescentes como: homosexualidad y bisexualidad, así como también la conducta sexual por la cual optan, tendrían fácil solución con un buen consejo.